jueves, 6 de septiembre de 2007

Relato de una mujer nueva



La noche está fría, ya se siente aquel viento helado que trae el invierno. Me enfrento a la corriente y tengo que agachar la cabeza y cerrar el saco contra mi pecho. Quiero enfrentar también mi miedo y vencerlo, pero sigue conmigo, volando a la par que mi pelo. Llego al bar a la hora prevista pero me voy directo al tocador, tengo que asegurarme de que me veo bien. Me miro al espejo, me he puesto el vestido rojo que me regaló la Lola el día de mi cumpleaños, el par de tetas falsas se asoman por el escote. Me siento orgullosa, de todas las chicas del bar soy la que tiene menos cortes y más atributos naturales. Arreglo mi pelo con las manos, el viento ha aumentado su volumen. Siempre me ha gustado verme con el pelo abundante, así me queda mejor. ¡Ay! como odiaba aquel corte militar que me hacía mi madre, si me viera ahora, creo que se volvería a morir. Me inclino hacia el espejo para mirarme de cerca. Sin duda, el maquillaje es mi mejor aliado, me siento más segura bajo esa máscara de polvos y pinceladas que afinan mis rasgos. Repaso el delineado en mis cejas, separo mis pestañas pegoteadas por el rímel, aumento el carmín en mis labios y el color en mis mejillas. Veo mis argollas y recuerdo al español perverso que le gustaba hacer cochinadas con mis pies, sólo Dios sabe por qué lo aguanté. Tengo ganas de orinar, siempre me pasa eso cuando estoy nerviosa. Voy al water y orino sentada. Acomodo nuevamente el calzón apretado y las medias pantys. ¡Carajo! es todo un trámite esto de ir al baño para las mujeres. Son las nueve y cuarto, ya debo salir, seguro me esta esperando. Salgo del baño y lo veo sentado en una de las mesas que están junto a la ventana, mira la calle con un vaso de whisky en las manos. El no bebe whisky, seguro también esta nervioso. Se ve adorable, hermoso, ¡tengo tanto miedo de acercarme! Camino despacio pero el sonido de los tacones me anuncia. Gira la cabeza, me paralizo, me mira triste con ese par de ojos pardos que me heredó. Hola papá, me dice.

15 comentarios:

Pilarcita dijo...

Por algun motivo lo imaginaba venir...

fotoman dijo...

rechuunnrecorcholis, la cagada!

Mi Laberinto dijo...

muy buena historia!!!
a mitad del texto ya me suponia que era hombre, algo me lo decia!!!
pero no pense que esperaba a su hijo!!!
muy buena historia!
saludosss

Hugo dijo...

Gisella: Acabo de leer tus cuentos. Muy buenos!!!!
A ver, detalles:

En RELATO DE UNA MUJER NUEVA me gustó el arranque y la manera como vas llegando a la accion final.

MANTIS me parece una miniatura bien lograda. El final, "la mantis clava..." me parece perfecto.

SOPA DE NORA esta bien logrado. El quiebre a mitad de la historia (El tiempo habia culminado, ya lo sabia) está bien elaborado.

PIES DE CUELLO LARGO Y PERRO AMOR (que ya lo conocia), son relatos bien armados, con finales bien logrados. Los dos mejores del blog.

Te felicito Giselita.

Para tus proximos relatos, sere mas preciso en mis comentarios. Besos.
Hugo

Giselle Klatic dijo...

Qué lindo Hugo, gracias!!!! Te has tomado el tiempo de leerlos tooodos!!!! Sólo una cosilla, soy Giselle por favor!!!! Odio que me digan Gisella!!!!!
besos de todas maneras :)

LA CARICATURA EXISTENCIALISTA dijo...

lei este relato como quien lee una tira de caricatura, buen remate al final! saludos de Tito, La Caricatura Existencialista!

Félix dijo...

Saludos, Giselle (me encanta cómo suena tu nombre). Iba a devolverte la visita a mi blog (feo recién divorciado) y he leído tu último post. Qué chispa. Bien rematado. Me gusta mucho.

En cuanto a tu comentario en mi blog, NO estoy divorciado. Más abajo en la página lo explico, aunque he de ponerlo más grande para despejar dudas: hago ficción a partir de las experiencias que me cuentan mis amigos. Yo escuchaba todas sus preocupaciones y ellos leían mis cuentos. Ellos me animaron: "escribe una novela sobre lo nuestro" y sus experiencias me inspiraron el blog, aunque yo prefiero darle en ciertos momentos toques cómicos para arrancarles una sonrisa, y eso es lo mejor: consigo que se sientan bien y se olviden de lo que sufren. Al final, me está saliendo una obra larguísima que espero llevar al papel algún día.

Espero no haberte defraudado. Por mi parte, has ganado un lector. Saludos.

Giselle Klatic dijo...

Hola Félix:
Para nada me has defraudado. Voy a seguir leyendo al feo divorciado con gusto y buen humor. Si quieres algún día te cuento una de mis experiencias post separación para que la incluyas en uno de tus posts. Gracias por lo de mi nombre…

Anónimo dijo...

pues interesante y q bueno q te hayas puesto a escribir, espero traspasar todo lo q tengo en papel y lapiz por alli.. viendo tu perfil me di cuenta q he trabajado (si se puede decir asi..) en 3 de las cosas q mencionas, en algunas con mas pasion q en otras pero asi es la vida, a ver si un dia loreamos, dejo mi mail y sigue con el blog, un abrazo, erik

erikprensa@hotmail.com

Sol dijo...

Excelente!
No la ví venir, me agarró fría el final. Buenísimo!

Un abrazo grande.

Jorge Ampuero dijo...

Lo inesperado sigue latiendo en tus relatos donde la calidad se percibe, aunque siempre a riesgo de lo lacónico de la trama, pues a veces uno necesita intoxicarse un poquito más cuando resplandecen palabras como las tuyas que nos llevan a descreer de que lo bueno sólo puede darse en pequeñas dosis.

Saludos...

OKI GRAFICO dijo...

"Esta si es una mujer"... eso era lo que escuchaba al momento de leer tu relato... me quede literalemente IDIOTA. Me arreglaste la noche. Saludos...
okiperu.blogspot.com

Giselle Klatic dijo...

Oki gráfico:
Si te alegré la noche, con eso me doy por bien servida...

Gustavo R Jimenez dijo...

hola querida giselle, excelente la historia, cada vez escribes mejor, me encanta de verdad, ya estas siendo conocida aqui en Caracas, un beso y todo mi cariño como siempre, gustavo

Lady Pumky dijo...

Pienso que una historia asim no puede tener verdad porque los hombres no entran a los baños de mujeres...nunca he visto un escoses entrar al baño de mujeres.